ÁCIDOS EXFOLIANTES QUE ACABAN CON LAS MANCHAS

ÁCIDOS EXFOLIANTES QUE ACABAN CON LAS MANCHAS

Cleopatra ya sumergía su cuerpo en leche agria (que no era otra cosa que ácido láctico) para suavizar su piel. En la actualidad, uno de los objetivos de belleza veraniegos más comunes es lograr un bronceado sin manchas, ya que conseguir ese deseado efecto ‘besada por el sol’ que tanto favorece se torna cada vez más complicado al exponernos, siempre con mucha precaución, a los rayos del astro rey.

De esta forma, y siguiendo el ejemplo de la reina del Nilo, los ácidos se han convertido en ingredientes imprescindibles en los tratamientos antimanchas.  Existen cremas despigmentantes que revierten los daños que produce el fotoenvejecimiento en la piel (manchas, arrugas y flacidez). Estas, no son más que  sustancias ácidas que alteran el pH de la piel, o el equilibrio entre su acidez y su alcalinidad provocando  una ruptura de las interconexiones celulares de los corneocitos (las células maduras), liberándolas y acelerando su eliminación. Como resultado, la capa basal de la piel acelera el proceso de renovación del tejido.

Cómo eliminar las manchas de la piel a partir de la acción de los ácidos exfoliantes:

Ácido glicólico

El  ácido glicólico ilumina la piel y elimina manchas y arrugas. Se trata de un alfahidroxiácido (AHA) que se obtiene de algunas frutas, la remolacha y la caña de azúcar. Este, produce una acción exfoliante superficial y rápida, ya que sus moléculas tienen un bajo peso molecular. Es decir, se absorben fácilmente por la piel. Según la concentración tiene una u otra acción.

Si está presente en la fórmula entre el 10% o el 15% trata acné, psoriasis y queratosis. Si va en concentraciones más altas (entre el 15 y el 70%) se utiliza para corregir arrugas, estrías y manchas. En general, contribuye a renovar la piel, estimula la síntesis de colágeno, ácido hialurónico y mucopolisacáridos. En cuanto a efectos secundarios podría provocar enrojecimiento, hormigueo, eritema y sensibilización de la piel.

Sérum ácido láctico glicólico
Sérum ácido láctico glicólico (16,00€)

Ácido láctico

Es otro alfahidroxiácido (AHA) que, en este caso, se obtiene de lácteos fermentados, como el yogur y el kéfir. Aunque lo más habitual es usarlo sintético, porque es más fácil de formular y más estable. En una fórmula de pH correcto (entre 3 y 4) y en concentraciones de entre el 5 y el 12%, el ácido láctico exfolia la superficie de la piel ayudando a su renovación. También tiene propiedades hidratantes y, como el ácido glicólico, ayuda a aclarar el tono de piel desigual. Aunque no es habitual, puede causar sensibilidad.

Ácido hialurónico

Lo curioso es que de este activo que produce naturalmente la piel y que empezamos a perder a partir de los 25 años hasta ahora sabíamos que servía para hidratar, rellenar y reponer volúmenes. Pues bien, ahora, un booster, de los Laboratorios Camaleon Cosmetics, consigue uniformar la tez y bajar un tono su color.  Se trata de  un ácido hialurónico de alto peso molecular no reticulado que incorpora un complejo dermo-reestructurante, en el que destacan los antioxidantes por su capacidad para eliminar los radicales libres que provocan envejecimiento celular. Además, elimina las toxinas y detritus celulares y es capaz de aclarar un tono la piel.

Sérum ácido hialurónico
Sérum ácido hialurónico (16,00€)

CÓDIGODESCUENTO: ACIDOS

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.